El 5 de junio después del anochecer –y con un poco de suerte– se podrá admirar la llamada Luna de fresa (o strawberry moon), que aunque no es roja ni rosa per se, sí llega a adquirir un tono más cálido dada la cercanía del Sol. Recordemos que estamos a días del solsticio de verano.

El proceso se incluye dentro de los eclipses penumbrales , que se producen cuando la Luna cruza por la penumbra de la Tierra, con un efecto provocado por el borde exterior de esta última: lo que genera un efecto que hace que el satélite se vea un poco más oscuro de lo habitual.

Esta Luna llena, conocida en Europa como Luna de Miel o Luna Llena Rosa, será mucho más visible desde una montaña, lago u océano. O bien, desde una zona despejada y sin tanta contaminación. Vale la pena echar un vistazo al cielo nocturno, pues esta fecha indica la última Luna llena de la primavera.

luna-de-fresa-en-junio

¿Por qué se llama Luna de fresa?

El nombre proviene de una costumbre ancestral de los nativos americanos que tomaban a la última Luna llena de primavera como señal para cosechar fresa salvaje. De ahí el apelativo tan singular.

Las tribus algonquinas, que bautizaron así al astro, son oriundos de Canadá, Estados Unidos y del norte de Coahuila, en México. Se cree que fueron los primeros en habitar Nueva York y lo que hoy conocemos como Brooklyn, Queens y Long Island.

luna-de-fresa-en-junio

Los algonquinos se regían por medio de un líder que era elegido tras un consenso; incluso podía ser un personaje femenino. En ese entonces, las mujeres en estas comunidades votaban y tomaban decisiones relevantes para la comunidad.

Aunque se dedicaban principalmente a la caza y la pesca, eran importantes agricultores y cultivaban maíz, tabaco, calabazas, frijoles y fresas. En general, sentían un hondo respeto por todo lo que les rodeaba y  sólo tomaban de la naturaleza lo que necesitaban.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here