La muerte de un elefante salvaje gestante, que resultó herido después de comer una fruta rellena de petardos y que explotaron en su boca.

Ha provocado la indignación pública en India y el mundo, mientras las autoridades investigan el incidente-

El elefante murió el 27 de mayo mientras estaba de pie en medio de un río en el estado sureño de Kerala, cuatro días después de que fue encontrada la herida, según Ashique Ali, un oficial forestal local.

“El informe post mortem dice que hubo una explosión en su boca. No hemos detectado a ninguno de los culpables. Todavía no sabemos qué causó la explosión”.

Así lo dijo Ali, quien agregó que se descubrió que el animal tenía un mes de embarazo.

Dijo que los aldeanos locales a veces dejan piñas y otras frutas dulces llenas de petardos alrededor de sus campos para alejar a los jabalíes, lo que podría haber causado la explosión en la boca del elefante.

“La explosión fracturó los huesos y causó mucho daño en la boca. El animal no pudo comer y se debilitó. Y luego murió”.

El ministro de Medio Ambiente de India, Prakash Javadekar, señaló que el gobierno central había tomado una “nota muy seria” del incidente.

Los conservacionistas estiman que India tiene unos 27 mil elefantes salvajes, pero su hábitat está cada vez más amenazado debido a que los asentamientos humanos invaden las reservas naturales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here