Lauro Villegas | Noticias de El Sol de La Laguna

Una fuerte tormenta invernal provocada por el choque de masas polares podría azotar este fin de semana la costa este de los Estados Unidos, provocando un descenso drástico en la temperatura, así como escenarios severos por las bajas temperaturas, por lo que se espera que esta tormenta de mayo rompa récords y afecte a más de 75 millones de personas.

El viernes, un sistema de tormenta que se mueve hacia el noreste chocará con el frío aire del Ártico por cortesía del vórtice polar, lo que traerá el potencial de nieve pesada y húmeda a la región de la costa, afectando a varios estados de la Unión Americana.

De la misma forma se espera que la tarde del viernes la mega tormenta inicié con fuerte lluvias y vientos torrenciales de más de 50 millas por hora, afectando principalmente a las comunidades del estado de Nueva Inglaterra.

En tanto, que para el día sábado más de 75 millones de personas podrían amanecer con capas densas de nieve de más de cinco pulgadas e incluso en algunas zonas alcanzando el pie de altura, por lo que ya varios sectores ubicados en Syracuse, Rochester, Binghamton, Albany en Nueva York; Scranton, Pensilvania; y Burlington, Vermont, ya están bajo aviso y con las medidas de precaución necesarias para evitar un fuerte impacto.

Alrededor de 45 millones de personas ya están bajo vigilancia y advertencias de congelación desde el Medio Oeste Superior hasta los Apalaches. Estos probablemente se expandirán en cobertura y población, asimismo, se espera que esta sea la tormenta del mes de mayo más fuerte en las últimas décadas superando por mucho a la registrada en el año de 1978, en dónde la ciudad de Nueva York quedó sumergida en la nieve.

Costa Oeste tendrá altas temperaturas

Mientras que en la costa Este de la Unión Americana se vivirá un descenso drástico en la temperatura, con fuertes vientos, lluvias y nevadas, en la costa oeste, específicamente en la zona de California, se vivirán temperatura de calor extremas, con valores que podrán superar los 45 grados centigrados.

Al mismo tiempo, en el vecino país del norte, una ola de calor está golpeando al suroeste de Estados Unidos, lo que generará una diferencia de casi 100° Fahrenheit, o 37° Celsius, entre el pronóstico más alto y más bajo del país, todo esto producto del vértice polar.

La temperatura más baja se pronostica en -6,4°C para la localidad de Mt. Washington, Nuevo Hampshire, mientras que la más alta será la de Death Valley, California, donde superarán los 45°C, por lo que quienes viajen de Nueva York a California, pasarán de inviernos a verano en cuestión de horas. El viento polar también generará rachas de aire gélido de hasta 40 km/h en la ciudad de Boston, lo que hará que sus 2 °C pronosticados para el fin de semana se sientan aún peor.

¿Qué es el vértice polar?

A medida que avanza la primavera en el hemisferio norte, el sol de la temporada hace que el viento, que normalmente viaja de norte a sur en Norteamérica, sea menos frío. Pero un cambio en las corrientes de chorro polar puede hacer que el aire frío descienda hacia el sur y genere temperaturas extremadamente bajas para la temporada de primavera.

Cuando esa masa de aire frío ártica llega a zonas más templadas, se le conoce como la llegada del vórtice polar, El término apareció por primera vez en 1853 en la revista estadounidense Living Age, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en ingles).

El nombre se refiere a masas de aire frío y de bajas presiones que se ubican en la tropósfera (capa de la atmósfera hasta los 12 km de altura) y la estratósfera (entre 12 y 50 km de altura), y que giran a diferentes velocidades en sentido contrario a las agujas del reloj sobre el Polo Norte y el Polo Sur.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here