El paciente sí había contraído el COVID-19, pero se le había considerado no grave, pues su evolución era satisfactoria, por lo que su alta estaba preparada para el próximo miércoles.

Ciudad de México, 4 de mayo (SinEmbargo).- Un paciente de 52 años de edad, diagnosticado con COVID-19perdió la vida al lanzarse desde el tercer piso del Hospital General de Tula, en el estado de Hidalgo.

De acuerdo con un comunicado emitido por las autoridades del nosocomio, el paciente sí había contraído el virus, pero se le había considerado no grave, pues su evolución era satisfactoria, por lo que su alta estaba preparada para el próximo miércoles.

“Se le consideraba no grave y su evolución había sido satisfactoria, por lo que se pensaba su egreso en dos días”, se informó.

Asimismo, el hospital informó que el masculino de 52 años inició con síntomas relacionados con el coronavirus el pasado 27 de abril; sin embargo, acudió a la institución de salud el viernes 1 de mayo. Se le realizó una muestra y al resultar positiva, se le canalizó al área destinada para pacientes con SARS-CoV-2.

Los estudios del individuo arrojaron que tenía diabetes mellitus e hipertensión arterial, enfermedades que potencian la letalidad del virus.

Enfermeras comentaron que el hombre había desaparecido de su habitación, por lo que autoridades del centro hospitalario procedieron a cerrar el edificio. Minutos después, el hombre apareció en la cornisa del tercer piso y se arrojó al vació.

En el fuerte video se observa cómo el sujeto se lanza y cae contra el concreto muriendo al instante.

Finalmente, el hospital General de Tula detalló que ya se encontraba revisando el historial médico del hombre para determinar las posibles causas del suicidio.

“En estos momentos estamos revisando el historial clínico del paciente, así como dialogando con el personal a cargo del área y del enfermo, a efecto de poder identificar algún dato premonitorio de este evento”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here