La cuarentena o el aislamiento social que ocurre en muchos países para evitar la propagación del coronavirus afecta nuestros hábitos y nuestros patrones de sueño no son una excepción a la nueva realidad.

El neurólogo Hernando Pérez, especialista en el Centro Español de Neurología Avanzada, le dice a BBC Mundo que el sueño tiene dos reguladores:

El ciclo de luz y oscuridad: si nos levantamos más tarde en cuarentena, perderemos el sol de la mañana, que es esencial para que el cerebro sepa que en 12 o 14 horas, será hora de dormir.


Fatiga: durante el día, nuestro cuerpo permanece activo y, cuando cae la noche, sentimos la necesidad de descansar. “Pero si hacemos menos actividad física porque estamos encerrados, afectará nuestro sueño”.
Pérez, quien, al igual que sus colegas, cuida a sus pacientes a través de videollamadas, observó “una cura para el insomnio en pacientes ya tratados”.

La misma situación fue observada por la Dra. Celia García-Malo, neuróloga del sueño del Spanish Sleep Institute, quien también descubrió otros trastornos del sueño.

“Sabemos que 1 de cada 4 personas con insomnio agudo se convertirá en una condición crónica. Evite sumergirse en el estilo de vida sedentario para promover un buen estado de ánimo y facilitar el sueño”.Dr. Alejandro Jiménez Genchi

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here