Investigadores del INAH encontraron vestigios, implementos y cerca de 80 estructuras de una antigua aldea maya.

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron los restos de una antigua comunidad prehispánica en el estado de Quintana Roo.

Los vestigios podrían pertenecer al periodo Posclásico maya, de entre los años 1200 a 1546 d.C. Este pueblo, localizado en Mahahual, cerca de la costa con el caribe, pudo albergar a habitantes que se dedicaban a la pesca y la agricultura, destaca el Instituto en un comunicado.

Esta prospección nos revela que podrían haber sido agricultores que complementaban su dieta con la pesca. Además, su acceso directo al mar les habría dado ventajas para intercambiar productos comerciales con otros pueblos costeros y de tierra adentro”, consideró el arqueólogo Fernando Cortés de Brasdefer.

El lugar está rodeado de paredes de piedra, conocidas como albarradas, las cuales pudieron limitar los predios donde existían huertos y pequeñas casas construidas sobre piedra caliza, con estructuras de madera y palma de guano, que son iguales a los hogares construidos por los mayas contemporáneos.

Los investigadores han hallado cerca de 80 estructuras, restos de casas, recipientes artificiales para recolectar agua y “sartenejas”, es decir, pozos naturales perforados en el fondo para llegar a las aguas subterráneas.

Foto: INAH

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here