Después de casi un año de no figurar en los radares de la organización de investigación marina Ocearch, nuevamente el enorme tiburón Katherine ha reaparecido, luego de que no se supiera nada del depredador desde mayo del 2019.

La especie de tiburón blanco se encuentra amenazada, cuando se tenía registro de Katherine mantenía un peso de mil 43 kilos y una longitud de más de 4 metros; sin embargo, los expertos señalan que el animal presenta otras dimensiones y ahora es significativamente más grande.

“En particular, es mucho, mucho más corpulento. Cuando alcanzan más de 3,5 metros, comienzan a crecer la circunferencia y el peso corporal. El volumen aumenta bastante. Probablemente sea una hembra muy robusta y madura, un tiburón blanco en su mejor momento productivo”, señaló el fundador de Ocearch, Chris Fischer.

Después de no saber nada de ella en meses, los expertos creen que el transmisor puedo haber quedado sin batería, pero sorprendentemente el sistema empezó a emitir datos sobre la ubicación del tiburón, por lo que se cree que podría estar a unos 3,200 kilómetros de la costa de Virginia, en el océano Atlántico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here