Nuevamente, la naturaleza nos sorprende en pleno confinamiento social, al no tener mucha presencia humana en las costas, algunos fenómenos poco vistos en las playas de Acapulco están comenzando a suceder.

Recientemente te comentamos sobre cómo el mar estaba tomando un color azul turquesa, debido a la ausencia de turistas y al cierre de hoteles, que de ambas partes significa una reducción considerable de contaminación.Como se ha hecho habitual en los últimos meses a nivel mundial,

a capacidad para producir luz que tienen algunos seres vivos, es una de las mutaciones más increíbles de la naturaleza, la luz destellante que proviene de los organismos como las luciérnagas, es excepcional.

A esa capacidad se le conoce como bioluminiscencia (el cambio de energía química en lumínica), el proceso no es un fenómeno que sea de lo más común, pero ciertamente se da más en los reinos biológicos más diminutos, desde bacterias, hongos, gusanos y moluscos hasta insectos, peces etc.

El fenómeno es muy común en algunas playas del mundo o de contadas playas del país (como Oaxaca) y ahora, ocurrió en la bahía de Puerto Marqués, checa el video:

¿Qués produce la bioluminiscencia en las olas?

Ese fenómeno precisamente es la bioluminiscencia, creado por organismos microscópicos llamados fitoplancton bioluminiscente (o Lingulodinium polyedrum), seres muy diminutos que reaccionan a los cambios en la tensión y la acidez en ella mediante la emisión de luz, de manera similar a las luciérnagas.

El movimiento de las olas es lo que genera un tipo de “estrés” en el plancton, lo que provoca que reaccione de esa manera, aunque como pudiste ver en el video, también reaccionan a cualquier tipo de movimiento, ya sea un kayak o una moto acuática.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here