En el año 2010, Ardi Rizal se hizo famoso mundialmente, por una dañina causa. Fumaba 40 cigarrillos al día.

La familia del niño indonesio fue entrevistada y se mostró su cruda realidad. El problema, más allá de lo malo para la salud que puede ser el tabaco, era que Ardi solo tenía 2 años y había comenzado a consumir cigarrillos a los 18 meses de edad

“Aparentemente el niño sufrió una reducción de la masa cerebral por la enorme cantidad de cigarrillos que fumaba por día, lo que más adelante podría constituir un riesgo para su salud”, publicaba en el año 2010 el periódico El Mundo.

Hoy, siete años después, el pequeño creció y -afortunadamente- abandonó el vicio y ya respira “aire fresco”. “Fue difícil para mí frenar. Si no fumo, el sabor de mi boca se vuelve agrio y mi cabeza se siente mareada. Ahora estoy feliz. Me siento más entusiasmado y mi cuerpo se siente fresco“.

Pero el camino no fue sencillo para este niño que hoy tiene nueve años. Su madre, Diana, señaló que cuando comenzó a dejar de fumar, su humor cambió súbitamente. Temía que muriera por su adicción, según relató a CNN.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here