El cometa C/2019 Y4 (ATLAS) tendrá su acercamiento máximo al sol el próximo 31 de mayo y pasará a 37,8 millones de kilómetros de nuestra órbita. Si la liberación de grandes cantidades de gases volátiles congelados persiste, se podrá contemplar la estela del cometa durante varias semanas

Este cometa, cuyo nombre refiere al telescopio que los descubrió (ATLAS en Hawái), posee una órbita casi parabólica que, según los expertos, tendrá un poder lumínico que podrá reflejarse en cualquier lugar del planeta por su amplia magnitud.

La mayoría de los cometas que han circulado por el Sistema Solar son tan débiles que deben ser observados mediante telescopios. Cabe destacar que estos astros tienen comportamientos bastante impredecibles, lo cual deja abierta la posibilidad de su desvanecimiento temprano, sin mostrar espectáculo alguno

Fuente: muyinteresante.es

Imágenes: Shutterstock

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here